Slider accesorio

slider

Salone Internazionale del Mobile 2018

Milán volvió a ser la capital global del diseño en su la 57ª edición. Para los que no estéis familiarizados, el Salone Internazionale del Mobile, es el evento internacional más importante en el mundo del diseño y el mobiliario, además en un año que batió records de participación con más de 400.000 admisiones de casi 200 países, entre los que estuvimos varios integrantes del equipo de Saltoki Home.

Más de 1.800 expositores y 650 diseñadores de las mejores marcas se dieron cita como cada año en un espacio impresionante de más de 200.000 metros cuadrados donde se respiraba creatividad en cada stand, en cada pasillo… ya no sabíamos a dónde mirar, ¡fue una maravilla! Era todo una riqueza de proyectos llenos de fantasía, de una capacidad interminable para crear atmósferas y formas brillantes para dar soluciones a la vida cotidiana. En pocos sitios se concentra tanto la modernidad y la tradición para mirar siempre al futuro.

Se hablaba en esta edición de recuperar el valor narrativo de los objetos y de su relación con la naturaleza; muebles, lámparas y un sinfín de objetos que no buscan la neutralidad, que no quieren ser sólo vistos y contemplados, sino disfrutados con el tacto y que al mismo tiempo fueran capaces de explicar nuestras ideas y pasiones. Esta corriente cree posible un diseño y una arquitectura que estén más atentas a las necesidades de una sociedad en constante evolución, que creerá en proyectos para el futuro, como decíamos, pero que también necesitará una amplia gama de emociones para vivir en lo cotidiano, para satisfacer nuestro mundo de hoy.

También este año, el Salone del Mobile se ha centrado en premiar lo mejor en ideas, creatividad, innovación y tecnología. Un momento emocionante para los diseñadores reconocidos durante el evento. Casi que uno lo vive como propio.

Después de empaparte de estos conceptos y de la belleza de lo que tantos llevaron allí tras años de estudio, uno sale embriagado, fascinado por lo que las personas son capaces de crear. Estar de vuelta con tantas impresiones, tanta gente, mucho que ver, muchas inspiraciones... Tantos colores, patrones y conceptos. ¡Qué diseños! Milán fue la reunión de posibilidades interminables, pero también un compromiso con la sostenibilidad. Contaremos las horas para la próxima edición.