Slider accesorio

slider

Arclinea de venta en exclusiva en Saltoki Home

Arclinea

"Esta casa tiene muchos corazones", decía la protagonista de la película Poltergeist (1982). Si le quitáramos todo el envoltorio paranormal, no dejaría de tener razón, aunque para nosotros, de todos los que puede albergar una casa, la cocina es sin duda el corazón más especial de un hogar. Se comparte y se sociabiliza, gracias a la gastronomía, como en ninguna otra estancia, lo que hace de ella un lugar único y apasionante.

El futuro en la cocina se llegó a entender como algo excesivamente tecnológico, pero nuestro estilo de vida siempre consigue que haya diseñadores que entiendan la tradición y el deseo de compartir como algo lógico, una constante a través del tiempo y terminen por fusionarlo con la técnica.

Este concepto lo entiende como nadie la firma italiana Arclinea, ahora de venta exclusiva en Saltoki Home, que siempre ha estudiado esa singularidad con el objetivo de conciliar la tecnología con la funcionalidad, la innovación de formas con la de los espacios. No hay más que echar un rápido vistazo a las cocinas que diseñan para que hasta la persona más ajena al diseño se quede con la boca abierta. Y no es para menos, pues la primera impresión que produce ver una cocina integral de Arclinea es que estamos ante un concepto industrial, profesional. La perfección en las líneas y la sensación de precisión es permanente, un lugar no sólo para deleitarse cocinando sino también pensado para invitar a amigos y familiares a compartir esa experiencia, que va más allá de reunirse para comer.

Hay proyectos realmente asombrosos, diáfanos y luminosos de un gusto exquisito; esculturas de cocina que forman auténticos monolitos de piedra, de acero inoxidable y mármol blanco de Carrara, de aluminio y acabados en madera para mesas integradas, armarios, islas con sus encimeras, campanas y placas, artesonados y cajoneras pensadas hasta en el detalle más pequeño. Arclinea ha conseguido magistralmente no sólo fusionar corrientes, como decíamos, sino que además ha hecho que esa forma de concebir la cocina sea cercana y lo que es igual de importante, longeva en el tiempo, puesto que es la parte de la casa en la que existe más ajetreo, pero la calidad de los materiales, la resistencia mecánica de los mismos y el resultado visual final te garanticen una cocina para toda la vida, sin quedar anticuada y que sea, como decíamos al principio, el verdadero corazón de tu casa, ¡aunque tengas otros muchos!