Slider accesorio

slider

¿Cerámica, laminado o madera natural?

pavimento ceramica saltoki home

En esa interminable duda existencial por mejorar nuestra casa y ajustarnos a nuestras posibilidades para que ésta quede lo más bonita y funcional posible, tenemos los tipos de pavimentos: ¿cerámica, laminados o madera? es importante no tomar una decisión precipitada sólo porque la estética encaje con nuestro modo de entender la casa, e investigar un poco acerca de las propiedades, ventajas e inconvenientes que nos ofrece el mercado.

La madera proviene de elementos naturales, a diferencia de los otros que son productos sintéticos con una superficie exterior que imita a los distintos materiales.

Los suelos cerámicos son los más elegidos para cocinas y baños, gracias a su dureza, resistencia al agua y facilidad para limpiar, aunque pueden instalarse en cualquier espacio de la casa; interior y exterior, dependiendo de las preferencias y gustos del usuario.

Los suelos creados con maderas, por seguir con los materiales naturales, son cálidos, acogedores y muy agradables, pero más vulnerables y frágiles al paso del tiempo y otras eventualidades, por lo que los cuidados de este material deben ser mayores a los que corresponden a los anteriormente citados para evitar el deterioro del mismo. La gente suele referirse a los suelos como "parquet", aunque los hay de diversos tipos; tarima, que aporta una gran durabilidad y luego los parquets flotantes y encolados, más asequibles económicamente pero menos resistentes, dependiendo del grosor de la capa.

Los suelos laminados, como decíamos, son pavimentos compuestos por derivados de la madera y láminas, unidos entre sí por resinas de alta consistencia. Son fáciles de instalar, tienen una buena durabilidad y existe una innumerable cantidad de opciones para toda clase de estilos, con una apariencia estética que a veces no se distingue de una natural, además de ser comparativamente más económicos. Ahora bien, hay que estudiar las estancias y el tipo de calefacción de la casa puesto que no todos los suelos laminados son recomendables para determinadas circunstancias, puesto que no se pueden reparar si se estropean y hay que sustituir piezas, no funcionan todos igual de bien con suelos radiantes y no son recomendables para exteriores.

Esperamos que os hayamos aclarado algunas dudas iniciales para ayudaros a elegir, ¡un suelo bien elegido es algo más que un color o una textura que armonice con un estilo!