Slider accesorio

slider

¿Qué tipo de mamparas de ducha escoger? 3 Claves para elegir la mejor

¿Qué tipo de mamparas de ducha escoger?

¿Tu ducha sigue sin mampara o la que tienes no te convence? Entonces estás leyendo el artículo adecuado, aquí te vamos a ayudar a escoger la mampara que mejor se adapte a tu baño. 

El tener una mampara de ducha implica que el agua no se salga de la ducha o de la bañera, también conserva el calor que se genera con el agua y aísla el espacio de ducha generando sensación de amplitud. ¡Si quieres saber más sobre mamparas de ducha y como escoger la correcta, sigue leyendo! 

¿Cómo escoger mampara de ducha?

Una mampara de ducha es una estructura fija sobre la cual se colocan las hojas de cristal o de plástico que sirven para cerrar la ducha. Al utilizar mamparas en lugar de cortinas de baño se logra un mayor aislamiento de la ducha para evitar salpicaduras y moho. 

Cada persona es diferente, lo cual sucede igual con los baños. Por ello mismo, se deben tener en cuenta una serie de aspectos a la hora de elegir mampara de ducha ya que no solo se busca que aislé la ducha, sino que también sea práctica y atractiva a la vista. Hay que fijarse en distintos aspectos:

  • El tamaño del cuarto de baño.
  • La ubicación en la cual está el plato de ducha.
  • La edad o el tipo de movilidad que tienen los habitantes de la casa.
  • Cómo están colocados los diferentes elementos del baño.

Aspectos a tener en cuenta para elegir una mampara de ducha

A continuación te vamos a exponer diferentes tipos de mamparas según tres clasificaciones, como son el tipo según la forma, el tipo de cristal y de puerta. Consideramos que es importante conocer estas clasificaciones y es aconsejable conocer cuándo se recomienda cada una antes de instalar una mampara de ducha. ¡Vamos a por ello!

Tipos de mampara según la forma

La primera clasificación se basa en los tipos que hay de mamparas según su forma. Es recomendable tener claro qué tipos de mampara hay para poder saber cuál es la que mejor encaja en tu baño: 

  • Mampara de ducha frontal: este tipo de mampara está entre dos paredes y cuenta con un mayor espacio de acceso. Al tener todos los lados cubiertos menos el delantero, la mampara solo tiene que proteger el frente de la ducha. 
  • Mamparas angulares: son mamparas específicas para las duchas localizadas en una esquina del baño. Normalmente se suelen instalar en platos de ducha y varían en la forma según el espacio disponible. 
  • Mamparas con curvas: muy recomendable para los baños pequeños. Tienen forma de cubículo con un lado en forma de un arco que suelen estar situadas en esquinas del baño. 
  • Mamparas cuadradas: es como su propio nombre indica dos mamparas colocadas en dos lados de la pared, creando un cuadrado alrededor del plato de ducha. 

mamparas de ducha

Tipos de puertas para mamparas

La segunda clasificación se basa en las puertas, supone elegir para tus mamparas la puerta que más te guste. Puede suceder que dependiendo del tamaño del baño te convenga más un tipo de puerta que sea corredera en vez de abatible. De todas formas, ahora os lo vamos a explicar todo:

  • Puertas correderas: sirven para lograr que visualmente todo quede más recto y ordenado. La ducha se abriría y cerraría deslizando hacia los lados la mampara por unos carriles. La gran ventaja es que no se invade ningún espacio del exterior de la ducha, es ideal para baños pequeños. Además, tampoco es necesario tener en cuenta un espacio de entrada. 
  • Puerta abatible: es un tipo de puerta que tiene un sistema de abertura hacia fuera en ángulo recto para baños que tienen espacio. Esto implica que el espacio de entrada y salida de la ducha sea más grande. Son puertas idóneas para baños grandes y para miembros de la familia con movilidad reducida que necesiten una ducha equipada para sus condiciones. 
  • Puerta plegable: al igual que las puertas correderas, sirven para ahorrar espacio. Es un tipo de puerta que se dobla en el interior de la ducha plegándose sobre sí misma. Ofreciendo más espacio de acceso que una puerta corredera, debido a que no ocupan espacio. 
  • Paneles fijos: muchas veces se combinan con otro tipo de puerta, aunque en muchos casos se colocan solos para separar la ducha del baño con un espacio libre para entrar y salir. 

Tipos de cristales de mampara

Lo que siempre vamos a recomendar es que los cristales que se escojan sean de cristal templado, es decir que sean resistentes a los impactos. Si el cristal se rompiese o sufriera un daño, el vidrio se haría añicos en trozos pequeños sin partes que corten para evitar cualquier tipo de daño. 

Hay que saber, que cuanto más grueso sea el cristal, más estable y segura será la mampara. Pero todo depende de cada caso, porque la puerta no debe ser demasiado pesada para abrirla o cerrarla. Lo normal es que las mamparas de ducha sean de un mínimo de 3 mm y como máximo 8 mm para poder cumplir todas las funciones necesarias. 

El tipo de cristal que se puede escoger para las mamparas de duchas son:

  • Totalmente transparentes: que dan la sensación de mayor amplitud del baño, porque el cristal causa esa sensación. 
  • Serigrafiados o translúcidos: que sirven para preservar la intimidad mientras uno se está duchando. Se pueden crear diferentes dibujos y motivos que sirven para decorar el baño. 
  • Esmerilada o grabada: es un cristal opaco para las personas más tímidas. Es un efecto traslúcido que permite la dispersión de la luz que hay pero que no deja que se vean nítidamente las imágenes. 
  • Cristales con espejos: tienen una doble función, por un lado, impiden que se vea el interior de la ducha y por el otro hay un espejo más en el baño.  

mamparas de ducha de diseño

¿Cómo lograr un buen mantenimiento de mamparas de ducha?

Para finalizar, nos gustaría resaltar algunos aspectos para lograr que en el futuro el mantenimiento de tu mampara sea el correcto. 

Para saber cómo limpiar bien las mamparas de tu ducha tenemos aquí 3 aspectos a tener en cuenta que debes saber:

  • Cada vez que acabes de ducharte, tienes que aclarar tu ducha con agua tibia para eliminar posibles restos de suciedad y de jabón. Así vas a evitar que todo ello se quede pegado en la superficie y luego cueste más quitarlo. 
  • Después de ducharte tienes que ventilar bien el cuarto de baño, así hay menos posibilidades de que haya exceso de humedad y de la aparición de moho. 
  • Cuando limpies todo el cuarto de baño, revisa la perfilería y los burletes, ya que son zonas con huecos en los que puede haber humedad. Como consejo adicional, no uses estropajos demasiado duros que puedan dañar el material. 

Esperamos que ahora que ya conoces todos los tipos de mamparas estés preparado para escoger mamparas de ducha que mejor se adapten a tu baño. Pero recuerda, si aún no lo tienes claro o necesitas ayuda con tu elección no dudes en ponerte en contacto con nosotros.