Slider accesorio

slider

¿Qué grifo de cocina comprar? Tipos, ventajas y desventajas

¿Qué grifo de cocina comprar? Tipos, ventajas y desventajas

El grifo de cocina es un elemento indispensable para realizar acciones tan cotidianas e importantes como el lavado  de alimentos, coger agua para cocinar e incluso, para lavarse las manos. Sin embargo, otra de sus principales funciones es la limpieza de los platos, de la vajilla y de los utensilios de cocina, sobre todo si no cuentas con un lavavajillas. 

Disponer de un buen grifo de cocina te supondrá una mayor comodidad. Pero, ¿qué es un grifo de cocina? Se trata de un dispositivo formado por un tubo, el cual puede ser de diferentes tamaños,  tipos y formas. Se utiliza para regular el agua que usamos en algunas de las tareas que hemos mencionado con anterioridad. Forma parte de uno de los elementos más importantes de la cocina ya que, de promedio, una familia lo utiliza más de 40 veces al día con diferentes finalidades. 

Tres de los aspectos que debemos tener en cuenta a la hora de seleccionar el grifo de cocina adecuado son: 

  • Funcionalidad: siempre es más acertado seleccionar un grifo práctico y cómodo, con elementos que faciliten las funciones básicas del hogar.
  • Calidad de los materiales: uno de los aspectos a considerar es la durabilidad de este. En este concepto también se integra el que sea una pieza resistente y fácil de utilizar.
  • El diseño: por su ubicación es un elemento que siempre llama la atención. Elige el diseño más armónico con tu cocina.

En Saltoki queremos mostraros a lo largo de este post los tipos de grifería en función de su instalación, su apertura o su caño, así como sus ventajas e inconvenientes.

Tipos de grifos de cocina según su instalación 

Este tipo de grifos los puedes instalar tanto en la cocina como en el baño, diferenciando sus tipos según su instalación. En este post conoceremos los dos tipos que podemos encontrar, así como sus ventajas e inconvenientes. 

Grifos de encimera

Los grifos de encimera también conocidos como grifos de repisa, son aquellos que se instalan directamente sobre la encimera o la pieza de la cocina, como es el caso de casi todos los lavabos. Es el tipo de instalación de grifos más común y el más utilizado por los usuarios. 

Al ser la opción por excelencia de las griferías, existen gran variedad de modelos. Los grifos que pueden instalarse son los que cuentan con una única maneta, dos manetas o los que se manejan sin necesidad de esta. Estos grifos son los monomando, bimando y los grifos electrónicos. 

Como ventajas, mencionar que resultan grifos muy prácticos y fáciles de instalar. Además, esa no es su única ventaja,  se puede ahorrar una gran cantidad de dinero en su instalación y pueden sustituirse fácilmente. Esto es así porque no es necesario modificar toda la instalación, sino únicamente las piezas. De hecho, podemos nosotros mismos proceder a su colocación sin ayuda y podemos cambiar la grifería para modernizarla o darle otro toque a nuestra cocina.

Por otro lado, debemos mencionar una desventaja, esta es  la pequeña distancia que se encuentra entre la encimera y el grifo,  que provoca ciertas dificultades en la limpieza y el relleno de recipientes. 

Grifos de pared o suspendidos

Los grifos de pared o suspendidos son también conocidos como grifos empotrados o de mural. Por su nombre ya deja ver que van colocados en la propia pared. Es una tendencia al alza en la actualidad, pero antes de lanzarnos a por ella debemos tener en cuenta si es compatible con la instalación que tenemos en nuestra cocina.

A diferencia del modelo anterior, este precisa de una colocación algo más enrevesada al necesitar que las tuberías circulen por la pared. Este pequeño defecto, es lo que provocó que perdieran  popularidad. A pesar de ello, gracias a su estética y funcionalidad es la segunda opción de grifos que más recobra fuerza. Puesto que, en comparación con el grifo de encimera, el espacio disponible para manipular objetos es mucho mayor.

Por lo tanto, son elegidos como grifería para la cocina,  siendo  los más idóneos para lavar o llenar cubos u ollas. Esto se debe a su gran volumen, que logra aportar una gran disposición y comodidad. Resumiendo, los grifos de pared  destacan por sus ventajas estéticas y  funcionales, y no por su pequeño  inconveniente, la compleja instalación,  que provoca un desembolso de dinero mayor. 

Grifos de cocina suspendidos

Tipos de grifería de cocina según la apertura

A la hora de seleccionar un grifo para nuestra cocina, nos guiamos mucho o, directamente, nos centramos en su diseño. El siguiente aspecto a tener en cuenta son las características de este. Una de ellas es el tipo de apertura que tiene y el modo en que se acciona.

¿Qué es un grifo de cocina monomando?

Mientras que anteriormente se solían usar grifos de dos manetas para poder regular el agua, el grifo de cocina monomando revolucionó la grifería,  siendo en la actualidad uno de los más usuales en las cocinas. ¿Por qué? A diferencia de los anteriores, este solo cuenta con una maneta encargada de ajustar el caudal del agua, así como de unir el agua caliente con la fría, logrando mezclar y regular su temperatura.

Este tipo de apertura de grifos sustituyó a los antiguos que utilizaban dos llaves, el cual supuso una gran  revolución,  ya que aportan una mayor comodidad en la regulación del agua. Tienen como principal ventaja su facilidad de uso y el ahorro de agua que supone. Por ello, son los más vendidos en el mercado. Además, tienen un precio bastante asequible.

Y, el grifo de cocina bimando ¿qué es?

Es el tipo de grifo más tradicional y clásico. Son aquellos que cuentan con dos mandos para regular la temperatura del agua, siendo uno para la fría y otro para la caliente. El inconveniente que presentan es que debemos regular ambas hasta obtener la temperatura y el caudal de agua deseado, por lo que se derrocha bastante agua y energía. 

Por ello, en cuanto a sus competencias se ha situado por detrás de los demás, quedando totalmente desbancado. A pesar de ello, podemos encontrarlos en el mercado , destacando que en estos últimos años han conseguido mayor peso. 

Grifos de cocina bimando

Grifos de cocina de pedal

Este tipo de grifo es habitual en cocinas industriales y de profesionales. Son aquellos grifos que se accionan mediante un pedal situado en el suelo. Sale agua en el momento que lo pisas, de manera que no podemos dejar el agua correr. 

Tiene como ventaja el ser muy práctico para no ensuciarlo con las manos o cuando necesitamos accionar el agua y tenemos las manos ocupadas sujetando otro aparato. Es recomendable en centros públicos y colectivos para evitar el contagio de bacterias y hongos. También supone un ahorro de agua y dispone de una ergonomía aplicada a personas con discapacidad o dificultades físicas. 

Tipos de grifos de cocina según el caño

¿Sabías que existen distintos tipos de grifos según el caño? El “caño” concretamente  hace referencia al tubo o cuello por el que sale el agua. Por ello, dependiendo de su tipo vamos a conseguir una serie de prestaciones que pueden cubrir nuestras necesidades según aquello que vamos buscando.

Grifos de cocina abatibles

La gran ventaja que poseen los grifos abatibles es su movimiento. Gracias a este podemos desplazar el caño del grifo sobre su eje, para permitir un mayor margen de maniobra. Otra opción, son aquellos con caño invertido ¿cuál es su diferencia? Estos a diferencia del anterior tiene el caño mirando hacia abajo, concretamente en torno a el hueco del fregadero. Son comunes en cocinas en las que la grifería se coloca frente a una ventana que se abre hacia dentro y su altura es cercana al fregadero. 

Grifos de cocina giratorios

Una elección importante es decidir si queremos un grifo con caño fijo o giratorio. Esto depende del del modelo en cuestión, pero hay que vigilarlo ya que nos puede resultar muy cómodo en fregaderos dobles o amplios para así abarcar más espacio. 

Grifos de cocina giratorios

Grifería de caño alto

Es el más común en cocinas, ya que con él dispones de más espacio entre el fregadero y el grifo para poder apilar la vajilla y después poder manejarla más fácilmente. Además, te permiten llenar de forma cómoda grandes recipientes. Si tu  fregadero es pequeño esta opción no es muy recomendable  debido a que salpicará toda  la encimera.

Grifos de cocina de caño bajo

Son los más recomendados para aquellas  cocinas donde la ventana se encuentra justo delante del grifo y cuya abertura es interior. Esto es gracias a que el  caño bajo permitirá  una sencilla y rápida apertura. Como pequeña pega si te decantas por este grifo es que dispondrás de un menor espacio en tu fregadero. Sin embargo, algo muy positivo es que valen en todo tipo de instalaciones, no importa que sea de repisa o mural.

¿Qué es la grifería de cocina con osmosis?

La grifería de cocina con osmosis es un equipamiento para cocina con una tecnología que la hace compatible con un sistema de ósmosis, el cual filtra y dispensa agua filtrada mediante la fórmula de la ósmosis inversa. 

Es decir, el grifo de ósmosis es concretamente la parte del aparato que puede verse  del sistema de dispensación de agua purificada, que se obtiene mediante  la aplicación de la ósmosis inversa. Este tiene como ventaja que puede instalarse tanto como grifo de cocina en  casas como en centros de trabajo.

En el interior del grifo de osmosis hay unas conexiones que garantizan la disposición de los filtros entre la conexión a la red de abastecimiento general y la toma del  fregadero donde se instalará dicho grifo.

Como ventaja de estos grifos, es que incorporan dos salidas o boquillas, una para agua normal y otra para agua filtrada por osmosis, entonces no es necesario mecanizar la encimera con dos agujeros para colocar los caños de agua osmotizada al lado del grifo de cocina.

En definitiva, a la hora de seleccionar el mejor grifo de cocina tienes que tener en cuenta su instalación, el caño más cómodo y su apertura. Las principales características son su funcionalidad, la calidad precio, su facilidad de uso y el ahorro de agua. Pero no solo esto, sino que la estética y el diseño son dos aspectos fundamentales para instalar un grifo de cocina.