slider

Usted está aquí

¿Plato de ducha o bañera? Claves para decidirte

plato_ducha_mampara

El baño es un espacio de la casa que, para todos los habitantes de la vivienda significa algo más que un lugar para el aseo personal, puesto que es también un espacio que relacionamos con el relax, con disponer de tiempo para nosotros... Es por ello que a la hora de diseñar el espacio del baño surgen muchas dudas y una de las más comunes es si poner un plato de ducha o una bañera.

La ducha ocupa menos espacio y es ideal para personas con movilidad reducida, además es más estética. Y la bañera se usa mucho para los baños de los más jóvenes, ya que es un momento de diversión para ellos. La ducha gasta menos agua de lo que se gasta en un baño en bañera.

El plato de ducha gana siempre en cuanto a optimización del espacio, pues se adapta a cualquier rincón y ocupa menos espacios. Estéticamente armoniza mejor; ejemplo de ello son los platos y mamparas de diseño de la marca Stillö son verdaderas piezas de vanguardia; de resina, de piedra.... Además, permite dejar más sitio para otros elementos del baño tales como mobiliario, toalleros y estantes. También suelen ser más económicos, su instalación resulta muy sencilla, son la mejor solución para personas mayores o con movilidad reducida y como nos duchamos en vez de bañarnos, se reduce el consumo de agua que usamos.

Ahora bien, las bañeras como elemento tradicional y gracias a los modelos ergonómicos actuales que ofrece el mercado, son la mejor solución si no quieres renunciar a disfrutar de vez en cuanto de un baño relajante con sales y aceites, o bien para los pequeños de la casa, lo que la convierte en un elemento imprescindible para sus rutinas de aseo diarias y momentos para jugar. Si dispones de espacio, hay modelos, como los de las marcas Falper o Agape, que son un verdadero sueño. Belleza y distinción allá donde las ubiques, con unos materiales agradables al tacto y materiales de más alta calidad. Una desventaja es el precio, que suele ser mayor al de un plato de ducha y requiere de ciertos cuidados y mantenimiento.

Cuál es el espacio del que dispones y establecer prioridades, la estética no siempre gana en la batalla contra las circunstancias familiares, de cualquier modo, vivimos en un momento en el que el mercado ofrece infinidad de soluciones y siempre hay alternativas para conjugar funcionalidad y relax.