fbpx 5 consejos para tener un baño accesible | Saltoki Home

Slider accesorio

slider

5 consejos para tener un baño accesible

baño movilidad reducida

Con independencia de la edad, la vida en ocasiones puede hacer que necesitemos ayudas en casa para no perder autonomía, especialmente en el baño, un lugar en el que es necesario sentirnos seguros y con las minimas limitaciones de movilidad. Desde Saltoki Home vamos a daros una guía de consejos para tener un baño accesible y que así, adecuéis el equipamiento a vuestras necesidades:

1. Inodoro: una barra de apoyo o acercar el lavabo a éste para que nos sirva de apoyo, serían los dos primeros consejos para que dispongáis de recursos lógicos que faciliten la autonomía de la persona. De cualquier modo, os recomendamos que dejéis un espacio libre en uno de los laterales de mínimo 80cm y que la altura del inodoro se encuentre entre los 45 y 50cm. Roca por ejemplo, dispone de la línea "Access" pensada para la movilidad reducida; materiales de alta calidad y resistencia, piezas sin juntas y ergonomía pensada para la sujeción: asas, barras, asientos abatibles e inodoros ad hoc.

2. Lavabo: os recomendamos lavamos sin mobiliario, con una altura máxima de 85cm para dejar un espacio libre de 70cm de altura y 50cm de profundidad, perfecto para sentarse. Dentro de las piezas que podéis encontrar, tanto Roca como Presto, disponen de modelos accesibles, abatibles y de altura ajustable, tanto en porcelana como en acero inoxidable, con espacio para apoyarse y bordes pensados para el agarre a la hora de levantarse y sentarse.

3. Ducha: nuestra recomendación general es que ésta tenga unas dimensiones algo mayores que el estándar, con un espacio libre en uno de los laterales de 80cm nuevamente, e incluso una pequeña pendiente de acceso con una elevación de un 2% y apertura corredera o de 180º para mampara. Os recomendamos además incluir un pequeño asiento, abatible si es posible, así como un plato de ducha antideslizante. Roca y Stillö tienen modelos de ducha y platos ideales de piedra natural o con tratamientos antideslizantes que serán vuestros mejores aliados en este espacio.

4. Grifería: puede parecer irrelevante pero os garantizamos que la grifería automática es una solución genial, pues hay modelos que disponen de sensor de infrarrojos que se activan al acercar las manos. Roca, Stillö y Grohe disponen de modelos pensados en la movilidad y la higiene para no tener que hacer contacto o fuerza a la hora de activarlos y que regulan la temperatura automáticamente, configurada previamente por el usuario.

5. Suelo: del mismo modo que comentábamos para el plato de ducha, los suelos deben ser igualmente antideslizantes tanto en seco como en mojado, de textura rugosa, pensados para la durabilidad y con una alta resistencia mecánica, de cerámica o porcelánico preferiblemente. Podéis ver modelos fantásticos en marcas como Keramik Hönnun o Stillö, ¡técnicamente homologados y sin perder en diseño!